FILECERU


 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  DescargasDescargas  

Comparte | 
 

 Consejos prácticos para un discurso sano (IV)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
fidelleandro
Jefe moderador (a)
Jefe moderador (a)


Cantidad de envíos : 413
Puntos : 17312
Reputación : 1059
Fecha de inscripción : 16/06/2009
Edad : 28

<Hoja de personaje
Puntaje:
680/1800  (680/1800)
Ver perfil de usuario

MensajeTema: Consejos prácticos para un discurso sano (IV)   Lun Jul 13, 2009 8:22 pm

Titulo: Consejos prácticos para un discurso sano (IV)

Continuación del artículo de Pablo Ale (1):

--------------

Manzana 11:

Decimos: “Me refiero puntualmente al versículo de...”:

Es muy común escuchar en un sermón que el predicador se refiera “puntualmente” a algún tema o texto bíblico. Pero el adverbio “puntualmente” se refiere al comienzo en punto de una actividad o ceremonia. Es adecuado decir: “El sermón comenzó puntualmente”.

Tal vez, la confusión emane del verbo “puntualizar”, que es, según el Diccionario de la Real Academia Española “referir un suceso o describir una cosa con todas las circunstancias” y también “añadir una o más precisiones a algo con el fin de aclararlo, completarlo o corregirlo”.
Entonces, lo correcto es decir: “Me refiero concretamente a...” o “me refiero detalladamente a...”

Manzana 12:

Decimos: “La pluma inspirada nos aconseja que...”:

Este es un error que tiene que ver con nuestra doctrina. A veces no hay en las iglesias una enseñanza correcta de lo que implica la revelación y la inspiración de Dios a sus profetas. Los adventistas creemos en una inspiración dinámica, es decir que Dios inspira la mente del profeta; y este redacta el texto según sus palabras y su educación. No creemos en una inspiración mecánica. Es decir, Dios no inspira a nivel mano.

Por eso, la pluma no es inspirada; la mente es inspirada. Además, esta expresión se presta a confusión. Una persona que no conoce la iglesia puede pensar que hay una pluma que escribe sola mediante un acto de magia o algo similar.

Manzana 13:

Decimos: “Sepultamos en la tumba líquida a seis preciosas almas”:

Esta es otra frase se presta a malos entendidos. Hay que aclarar que es algo metafórico. Generalmente se usa esta expresión en un bautismo, cuando hay visitas. En ese caso tal vez pueden entender lo que significa “sepultar un alma” porque ven la ceremonia.

Pero a veces se la usa al sábado siguiente a un bautismo y las visitas ocasionales pueden interpretar que en la iglesia se realizan sepulturas de almas en una tumba o algo así. Además, recordemos que la palabra “alma” tiene connotaciones muy diversas fuera del ámbito eclesiástico.

Cuidemos el vocabulario que usamos en el púlpito, para no confundir a quienes visitan nuestras iglesias.

Manzana 14:

Decimos:“Te damos infinitas gracias”:

Este es un error que usamos al pronunciar una oración en público. Se entiende que la persona que ora esta muy agradecida a Dios. Por lo general esta expresión es formulada de corazón y es muy sentida. Pero como seres humanos finitos y mortales, nunca podemos dar “infinitas” gracias. En todo caso podríamos decir “te agradezco de todo corazón”, “con toda mi alma”, o “plenamente”.
Volver arriba Ir abajo
fileceru
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 298
Puntos : 19206
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 17/06/2009
Localización : www.sevencer.com

<Hoja de personaje
Puntaje:
1050/1950  (1050/1950)
Ver perfil de usuario http://www.sevencer.com

MensajeTema: Re: Consejos prácticos para un discurso sano (IV)   Vie Sep 11, 2009 2:01 pm

Te lo dejé más ordenadito jejejjeje.buen aporte Smile
Volver arriba Ir abajo
 

Consejos prácticos para un discurso sano (IV)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FILECERU :: Miscelaneas :: Consejos-